¿Quieres impulsar tu carrera? ¡Tienes que saber estas diferencias!

Muchos profesionales de la Educación se están enfrentando al mismo problema ¿Cómo progresar en sus carreras y desempeñarse con calidad sin perder la tranquilidad ni la salud en el intento?

Seguramente tú también te lo estás cuestionando.

Sabemos que las profesiones afines a la Educación, son altamente vulnerables al deterioro de su salud, dado las múltiples exigencias que debemos enfrentar día a día.

Esto supone un gran desafío: tomar las riendas de tu vida y no ser víctima de las circunstancias. Y para eso hay un solo comienzo:

Autoconocerte y trabajar fuerte por tu bienestar.

Las diferencias que marcan la diferencia

Sea cual sea tu meta, necesitarás una buena dosis de motivación y energía vital para cumplir tus sueños y aportar con calidad a la sociedad mientras educas.

Esto no puede conseguirse sin estrés ni esfuerzo, necesarios para mantener el equilibrio. Sin embargo, en la cultura de la recompensa inmediata, muchos quedan en el camino.

Eustrés VS Distrés

Según el Dr Puig, entre el 60 y 90% de las consultas médicas en occidente son a causa de emociones negativas mal gestionadas, y así es complejo avanzar.

Entonces, ¿estamos en una trampa sin salida? Nada de eso, y aquí te explico porqué.

El estrés positivo, o eustrés, tiene la función de prepararnos para los desafíos de la vida, nos motiva y aumenta nuestra productividad. Tiene una corta duración.

El distrés, por el contrario, es el estrés negativo, una respuesta exagerada ante los factores estresores. El shock de cortisol derivado nos bloquea, se elevan los niveles de angustia y comienza la somatización.

El problema, es que es la misma vida actual la que nos mantiene en un estado de alerta permanente que con el tiempo se vuelve tóxico y nos enferma.

Como no podemos huir ni escondernos de nuestras propias circunstancias, primero nuestro cuerpo se resiste y luego se agota, robándonos lo que más necesitamos para alcanzar los sueños: LA ENERGÍA VITAL Y LA SALUD.

En este estado, nuestra visión se estrecha y lo desconocido nos aterra, y si quieres crear algo nuevo, debes ampliar tu enfoque y anhelar lo desconocido.

Dopamina VS Serotonina

Como somos adictos al subidón de la dopamina, no toleramos que para alcanzar nuestros objetivos se requiere mucha paciencia y persistencia.

¿Sabes cuál es la diferencia entre felicidad y placer, entre serotonina y dopamina? El experto en salud y bienestar americano Robert Lustig tiene una propuesta para reencauzar esta dicotomía.

El científico ha investigado la dependencia a la dopamina y plantea abandonar acciones que sabotean las posibilidades de alcanzar la felicidad.

Dopamina versus Serotonina

Profesor Andrés Gamboa Jiménez.
Director de SerProfe

Descubre nuestro modelo de capacitación único y transformador

Combinamos aprendizaje activo y técnica de coaching para construir aprendizajes significativos y asegurar que los equipos los apliquen en la práctica